El reto de New Machín

¿Qué es la Tinki Winki?
15 mayo, 2018
Y así acaba Mayo
29 mayo, 2018
Show all

El reto de New Machín

Cuando la gente habla de New Machín siempre nombra la cantidad de comida que se pone en el plato. Hemos decidido llevarlo al límite y organizar un reto de comida para los más atrevidos.

La idea surgió a finales de abril y conforme fue llegando la tercera semana de Mayo cogió forma. Debía ser un evento limitado y exclusivo, que la gente tuviese ganas de participar y en el caso de que no lo consiguiera, tuviese ganas de asistir al siguiente. Pusimos un número máximo de 4 personas, donde 1 sería una recomendada por su capacidad para comer (Miguel) y los 3 primeros en apuntarse.

La misma semana del reto lanzamos las fotos de instagram anunciándolo y tuvieron gran aceptación. Abrimos las inscripciones y fueron muchas las personas que se apuntaron. Un día antes del reto empezamos a hacer llamadas a los participantes aunque realizamos un cambio, para ser más equitativos, llamaríamos a los dos primeros hombres y a la primera mujer. Ya que las 10 primeras personas fueron hombres decidimos adaptar esta medida.

El reto continuó lleno de comida y una cálida acogida. Vinieron personas a verlo en directo y las retransmisiones por las redes sociales tuvieron bastantes visualizaciones. El plato del reto estuvo formado por algunos de los platos más icónicos de la carta, unas papas de to’, una hamburguesa, un perrito, un bocadillo y unos sandwich. El tiempo máximo para comer todo fue de 45 minutos. El invitado Miguel, consiguió acabar todo el plato en un tiempo de 20 minutos, por lo que tomaremos este tiempo como referencia para futuros retos. Los otros 2 participantes llegaron a la mitad del tiempo hasta retirarse, el tercero, que se ganó el apodo de “el flaco” junto al cariño del público fue la gran sorpresa de la tarde. Pese a comer despacio consiguió acabar prácticamente todo el plato aunque se pasó del tiempo.

El premio  se lo llevó Miguel aunque todos ganamos una buena tarde en el local, donde aunque había mucha comida, vimos más risas y sonrisas que comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *